Líneas españolas

Cuando uno hace un rápido repaso mental a sus obras de arte favoritas, es posible que haya más de un dibujo en la lista. Hoy somos capaces de mirar un dibujo con el mismo interés que una pintura, pero conviene recordar que esta es una actitud propia de nuestra sensibilidad moderna y, por tanto, muy reciente. Antes del siglo XIX, antes de la aparición del espíritu romántico, los dibujos cumplían un papel estrictamente secundario. No eran más que bocetos para futuros cuadros o, en el mejor de los casos, arrebatos de libertad del artista. De ninguna manera, sin embargo, estos dibujos podían competir con un cuadro. Cierto que hay excepciones (Durero y Rembrandt son los más evidentes), pero si hacemos un repaso a la historia del arte, debemos esperar a Goya para ver el dibujo convertido en una disciplina merecedora de una apreciación puramente estética.

3
F. Zurbarán (atribuido a), Cabeza de monje, c. 1635-55.
Lápiz negro, aguada y tinta sobre papel, 276 x 195 mm.
The Trustees of the British Museum.

Si el dibujo hasta el siglo XIX fue una disciplina menor o secundaria, en el caso del arte español su existencia es prácticamente desconocida. Cuando vamos al Museo del Prado para deleitarnos con los Velázquez, Zurbarán, Goya y compañía, quedamos deslumbrados por sus lienzos pintados al óleo. Pero, ¿quién ha visto en el Prado dibujos de los grandes maestros de la escuela española? Todo es más entendible si pensamos que el dibujo es un medio que requiere unos cuidados especiales y que rara vez se exponen de forma continuada.

2
José de Ribera, Santo atado a un árbol, 1626.
Sanguina, 232 x 170 mm.
The Trustees of the British Museum.

El Prado quiere poner remedio a todo ello dedicándole una exposición al dibujo español con obras procedentes del British Museum. El museo londinense ha ido acumulando una enorme cantidad de dibujos de artistas españoles desde mediados del siglo XIX. La muestra arranca en el siglo XVI y concluye con la ineludible figura de Goya, que no solamente consolidó el dibujo como arte con mayúsculas, sino que es universalmente reconocido como uno de los mayores grabadores de todos los tiempos.

5
Francisco de Goya, Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, 1812.
Lápiz rojo sobre lápiz negro y graffito, 235 x 177 mm.
Trustees of the British Museum.

La exposición El trazo español en el British Museum. Dibujos del Renacimiento a Goya puede verse hasta el 16 de junio en el Museo del Prado de Madrid. Para abrir boca, puedes ir echandoun vistazo a este libro sobre Goya de Victoria Charles.

Rubén Cervantes Garrido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s